Empecé terapia. Y lo que me dijo el imbecil de mi terapeuta, el enfermo ese que Dios sabe como mierda tiene un título universitario, es que me conviene empezar un diario para soltar lo que me pasa. Que es bueno que escriba cosas que pienso o que me pasan, cuando me den ganas, para que después las veamos en terapia (si yo quiero). Y no, no quiero. Pero igual... escribo.


13

Ana Frank empezaba el diario poniendo algo así como que necesitaba una amiga y que le iba a poner nombre para que esa amiga fuera real y bautizaba al diario "Kitty".
Kitty es nombre de gato. Ana tenía un gato, pero se llamaba Mouschi o algo así. No sé por qué siempre hago asociaciones al pedo.
Esto del diario es re al pedo, solo puedo escribir boludeces. Hasta una nena de trece años escribe cosas más coherentes que yo.

0 comentarios: