Empecé terapia. Y lo que me dijo el imbecil de mi terapeuta, el enfermo ese que Dios sabe como mierda tiene un título universitario, es que me conviene empezar un diario para soltar lo que me pasa. Que es bueno que escriba cosas que pienso o que me pasan, cuando me den ganas, para que después las veamos en terapia (si yo quiero). Y no, no quiero. Pero igual... escribo.


35

2
La fiesta de mi empresa fue cualquiera, aunque de a ratos me cagué de risa.

Qué loco, ahora que pasaron varios días me parece que no fue TAAAN mala.

¡Qué empeño pone la mente en aminorar los golpes!

34

7
Hola Bloggie, el fin de semana se pasó volando.

El sábado a la noche, a las 22:10, cuando Fabián tocó el portero, le dije: Ya bajo.

Agarré la llave, el celu, la cartera y mientras abría la puerta me vi en el espejo y el vestido celeste que llevaba no me gustó. Tiré la llave, el celu y la cartera al suelo y corrí a sacarme todo y ponerme mi vestido favorito (de cocktail) negro con breteles de cadenita y unas sandalias de taco negro.

Cuando salía me di cuenta que había dejado la puerta abierta... Igual, fue solo un minuto.


33

2
La cena empieza a las diez. ¿Cómo puede ser que todavía esté acá en casa?

Soy sumamente impuntual, pero ooooooodio la impuntualidad en los otros. Sobre todo cuando es un hombre y me tiene que pasar a buscar.

Segundo punto en contra, Fabián.

32

0
Odio la tensión y el nerviosismo que me produce salir con alguien de sexo masculino por primera vez. Me compro ropa, accesorios, voy a la peluquería. Nada de eso suele darme seguridad.

En general, salvo muy pocas excepciones y pienso y pienso y ahora no se me ocurre ninguna reciente, termino reseteando los cambios y voy con algún conjunto que ya tengo.

Quisiera poder decir que el problema es mío.
Sería mucho más fácil remediar todo si el problema estuviera en una sola persona.
Pero el problema no soy SOLO yo.

Yo soy yo y mis circunstancias. Quite complicated, let me tell you.

31

0
Bloggie, te digo que comprar ese esmalte celeste fue tirar la plata.
Aunque las sandalias sean celestes, los dedos a lo pitufo no quedan bien.
No sé de dónde saqué semejante idea! Se impone un algodón con acetona, lavado de pies y vuelta al esmalte blanco cremoso que usé el último mes.

Voy a salir hoy. Con Fabián, el de Sistemas. ¿Qué hago yo saliendo con alguien del trabajo? No quiero empezar ooootra vez. Pero mi excusa es buena, Bloggie, vamos a la fiesta de fin de año de la empresa.

Ayer a media mañana Fabián saltó de la nada preguntándome por mail si tenía con quien ir... y le dije que no. No en el mail, me parecía muy pelotudo responder el mail.

Abrí el "Talkie" (el sistema de mensajería instantánea de la empresa, no nos dejan instalar el MSN) y le escribí: "No."

Medio segundo después me respondió: "Vas conmigo"

No tenía signo de pregunta. No era una pregunta. No tenía punto. No era una afirmación (en mi mundo una afirmación no es afirmación si no tiene un punto final).

Dudé. Dudé. Dudé.

Al final le puse: OK. Y me respondió con: :-)
El emoticón de sonrisa con nariz me parece espantoso: :-)
Es narigón es feo, es idiota. El emoticón de sonrisa es simple, se escribe :)

Ya empezó mal, Fabián.


30

6
"Sabrina" es apenas el nombre de una vieja película que tiene por protagonista a Audrey Hepburn. La historia de una chica pobre que se casa con un hombre rico, bastante mayor que ella...

Y es el nombre de una mina muy pelotuda que conocí hace años. Muy pelotuda. Una de esas minas medio mentirosas, a la que sin descubrirle ni una mentira certera, tampoco le creés nada de lo que dice. Al día de hoy, recuerdo sus facciones y me dan ganas de darle vuelta la cara de un cachetazo, por pelotuda, por soberbia, por creída.

Y como a veces tengo ganas de auto-ponerme las ideas en orden a cachetazos limpios, y como la historia de la piba joven que se casa con un viejo rico me toca más de cerca de lo que desearía... es que en esta autobiografía blogterapéutica donde voy a contar algunas cosas que me pasan y me pasaron desde mi lado más soberbio y creído y como en el fondo ni yo me creo las cosas que voy a contarles, me autoproclamé...


Sabrina.

29

2
A falta de uno tuve DOS sueños raros anoche y no tuve mejor idea que mencionarlo cuando llegué a lo del Batracio.

En el primero soñé que mi papá (mi papá A.K.A.: "El Viejo") me ponía un aire acondicionado en la pieza. Es como que yo tenía calor y él ¡en persona! se ponía a picar ladrillo para hacer calzar en la pared de mi dormitorio un aire de esos viejos, color beige con el frente marrón simil madera, uno de esos armatostes de 1980 que hacen más ruido que una turbina de avión.

El Batracio devenido en un experto en Freud de curso por correspondencia, me dijo que lo que yo sentía era que mi papá no estaba cuando lo necesitaba (wow! que poder increíble de deducción que tenés, cerdo infame!) y que el sueño había "recreado" un papá más accesible, más humano y no sé cuántas forradas más.

El segundo sueño no me atrevo a ponerlo en palabras ni bajo nombre supuesto. Por supuesto, tampoco se lo conté a él.


28 - Bis

0
Dije dos horas y faltan tres. Eso me da más tiempo. No tengo excusa.

Mejor me visto y bajo a ver si puedo conseguir sales en el super chino. No te camino hasta el Car-Fur ni loca y el delivery llega cuando ellos quieren.

28

1
Tengo el turno (suena muy de telo...) con el Batracio a las cinco y media. Faltan dos horas. Me cansé del chat, de escuchar música y de ver la tele.

Me quiero dar un buen baño y se acabaron las sales y la espuma. Odio..! Odio no tener sales de baño. Típico que hoy es el día libre de Marita, que si no la mandaba a comprar o al menos me desquitaba con ella por no darse cuenta que no hay más. Grrrr

Quiero mi baño con sales y espuma! Una vez probé hacer mucha espuma con shampoo, pero no es igual, para nada.

Esto ganatiza que mi hubor con el Batra no va a ser de lo mejor. Igual, tengo curiosidad por ver con qué me sale. En el fondo, creo que ya le tomé cariño al boludo.

27

2
La ventaja de tener un trabajo 100% acomodado es que se puede disponer de cierta libertad. Anoche salí con un chico simpatico, demasiado bueno, amable y considerado para que me resulte atractivo mucho tiempo. Demasiado aburrido.

Igual se hizo tarde. Quizá por eso mismo de que es bueno, amable y considerado. Llegué cansada, mentalmente agotada. Y no puse el despertador cuando volví a casa, siendo casi las cinco. Por eso no fui a trabajar hoy. Ya hace rato que dedidí que no voy a poner un gramo de esfuerzo de más en ese trabajo.

Sobre lo de (Fabián, Mariano, Esteban.. qué nombre de mentira le pongo?? Felipe) Felipe... aclaro que volví sola. Me acompañó hasta la puerta, pero no lo hice pasar. No creo que vuelva a salir con él, así que no me dieron ganas de que conozca mi hogar dulce hogar.

Pocas personas pasan esa puerta.

26

0
Acabo de cenar. Se impone otro cigarrillo y la reflexión de la noche:
¿Qué sería de mi vida sin el freezer y el microondas?

- Impasse -

4
Llegó el día, Bloggie.
Nos espían... Vestite y peynate que viene gente, che.
No sonrías con esa cara de nene constipado. Seriedad. Corrección. Hacé como que nadie nos mira...

No lo puedo creer, yo quería y no quería. Y ahora así, todos juntos...

Me muero! Y yo que pensé que era un buen día para empezar a dejar de fumar. Bajo al kiosco, me fumo un pucho y después, tranquila, respondo los comentarios.

25

5
Las verdades a medias son verdades de todas formas. Las cosas que uno oculta son tanto o más reveladoras que las que comparte.

24

4
Quiero hablarte de mí, Bloggie.
Quiero contarte cosas.
Pero es tal mi pánico de que alguien llegue a conocerme que enriedo todo y doy mil vueltas mintiendo la verdad, transformando verdades a medias en falacias descaradas, tipeando palabras, unas tras otras, para llenar el espacio sin decir nada y confundirte y que nunca sepas quién soy.

23

0
Si quisiera contar mi vida en primera persona, usando el estilo de las novelas o autobiografías, podría empezar diciendo simplemente: "Mi nombre es Sabrina y nací a la existencia desgraciada que llevo un día martes, lluvioso, durante el mes de marzo del año..."

Podría.

"Mi nombre es Sabrina y nací a la existencia desgraciada que llevo un día martes, lluvioso, durante el mes de marzo del año..."

Pero sería imprudente. Primero porque sé que nací en marzo, y sé que era martes. Y si empezara así ya estaría revelando cosas privadas que -aunque minúsculas- prefiero conservar para mí. No tengo muchos límites para callarme, si empiezo a contar datos reales míos en dos días estoy publicando mi celular.

También sería muy malo de mi parte empezar esta suerte de autobiografía mintiendo tan descaradamente: no llevo una existencia desgraciada, aunque es verdaderamente cierto que existo.

Y sería finalmente un poco presuntuoso autoproclamarme "Sabrina", aunque sea el nombre que puse en esta cuenta de correo que uso y en el perfil del blog.

Sabrina no es mi primer nombre. Y tampoco el segundo. Ni siquiera es un nick que haya usado nunca.


-> llamo Cande para contarme como le fue con el bombón del vierrrrnesss, sigo otro día.

22

0
Hola Bloggie, te voy a contar mi vida. Pero de mentira. No mi vida de verdad. Te voy a contar un cuento que se parece a mi vida. Pero que tiene menos certezas históricas que la Biblia.
Lo de certezas históricas no es lo que quería poner, pero no me sale la expresión correcta.
En definitiva, una fábula te voy a contar.
Un cuentito.
Vos hacé como que me creés. Que sea algo entre vos y yo.

¿Qué hago hablando con el monitorrrrr un viernes a la noche???????


Voy a llamar a Cande, mínimo podemos salir a tomar una cerveza. Si me quedo acá voy a empezar a creer que el blog es una persona real...

21

0
Las estadísticas revelan que no hay nadie más. Bloggie y yo estamos más solos que Adán el día de la madre.

20

0
Hoy volví a releer todo lo que escribí. La risa esa de "jojojo" es una patada al hígado... "jajaja" no quedaría mucho mejor. No me gustan las risitas esas, pero no sé de qué otra forma ponerlo.

19

0
Hola Bloggie. Te puse estadísticas. Así sé si somos vos y yo o hay alguien más.
El día que descubra que alguien que no soy yo leyó esto me muero de un infarto.

Quiero que me lean y me da terror que sepan quien soy.
Esto se va a convertir en un juego de despistes.

18

0
No puedo escribir un diario de verdad, no puedo hablar de mí. Me da miedo que lo lean personas que conozco y que sepan quien soy y se me acerquen y me digan "vi el blog ese que tenés".
Se lo dije al Batracio, se lo dije con todas las letras. No voy a hacer un diario de verdad en un blog que ahora no lee nadie pero ¿qué se yo si no lo lee nadie? capaz hay alguien que lo lee y no comenta para que yo no sepa si lo lee o no.