Empecé terapia. Y lo que me dijo el imbecil de mi terapeuta, el enfermo ese que Dios sabe como mierda tiene un título universitario, es que me conviene empezar un diario para soltar lo que me pasa. Que es bueno que escriba cosas que pienso o que me pasan, cuando me den ganas, para que después las veamos en terapia (si yo quiero). Y no, no quiero. Pero igual... escribo.


2010-01-03

Felíz año nuevo... tres días después.

Hola Bloggie!

Qué domingo triste hoy. Desarmé el arbolito y el pesebre ni bien me levanté. Ya metí todo en las cajas y los subí otra vez a la baulera. Se supone que hay que esperar a que "pasen los Reyes magos" para desterrar la decoración navideña, pero esta semana estoy apurada con los preparativos de las vacaciones y si no lo hacía hoy, cuando vuelva en marzo me iba a encontrar con todo armado y sería demasiado deprimente.

Además, este año los Reyes no van a pasar para mí, dejando regalitos en mis zapatos. Desde que vivo sola que no les veo la cara a esos señores.

Aparte de la asistente de mi viejo, que mientras viví en la casa de él me los compraba por encargo suyo, la única persona capaz de comprarme un regalo de Reyes es mi mamá Clara y está en Mardel desde el 6 de diciembre, fiel a su costumbre.

Qué domingo triste hoy. Qué ganas de llorar...

2 comentarios:

Soñadora on 5 de enero de 2010, 19:10 dijo...

Anda, arriba el ánimo y a seguir para adelante! Que tal si por Reyes te mando una Sonrisa y un ramillete de flores?
Besitos,

Sabrina on 10 de enero de 2010, 17:01 dijo...

Gracias Soñadora!! :)